Fundación Casa Ducal de Medinaceli

Activities

Activities

Expuesta desde finales del siglo XVI en Sacra Capilla de El Salvador en Úbeda (Jaén), fue recuperada por la bibliografía artística en 1930 como obra del gran artista florentino. En 1936, durante la Guerra Civil, sufrió graves daños reduciéndola a fragmentos y trozos quemados. En 1994, la Fundación encargó su restauración al Opificio delle Pietre Dure de Florencia quién concluyó un delicado y complejo proyecto de recuperación con métodos novedosos como la reconstrucción virtual en 3-D de la escultura completa en 2013. 

 

A grandes rasgos, los tratamientos de limpieza, consolidación, reintegración y protección, aplicados, en un ambicioso proyecto de restauración de varios años, han permitido la recuperación de todos los forjados de piso de la planta baja de este palacio que presentaban deterioros importantes causados por humedades antiguas que habían provocado desprendimientos del soporte, pérdidas de policromía y ataques de xilófagos ya inactivos.

 

 

Con la limpieza y consolidación de Pallas Pacifera, ya son más de cuarenta las piezas restauradas de la colección escultórica del I duque de Alcalá, proyecto iniciado hace cuatro años y que se enmarca dentro de la recuperación de todos los mármoles que conserva la Casa de Pilatos. 

 

Tras la restauración de este bodegón de Giusseppe Recco en colaboración, para la figura del esclavo negro, con Luca Giordano, se puede disfrutar de una paleta cromática más cercana a la original de Recco y apreciar con más nitidez sus delicadas veladuras, diferentes puntos de fuga y profundidades.

 

Pese al expolio que sufrió en la Guerra Civil, la conservación de partes importantes del mismo y la localización del contrato de encargo original han permitido una restauración fidedigna al original dieciochesco y ésta ha permitido la recuperación de la tradición musical de esta Capilla.

 

Prueba de modificación: Motivos decorativos vegetales y geométricos, pinturas figurativas de cacerías de rica policromía o esquemáticas y monócromas como el sorprendente "Juicio de Paris" adornan los muros de este pazo de las cuales se han restaurado las de la torre.

 

Entradilla de prueba